Newspaper Article Archive of
The Kalona News
Kalona, Iowa
Lyft

Newspaper Article Archive of
The Kalona News

November 3, 2016 Madre con diabetes narra la historia de su bebé milagrosa para informar sobre la enfermedad
Article Pages -- as published on the The Kalona News website.

Thumb Image
1
Thumb Image
2
Thumb Image
3
Thumb Image
4
Thumb Image
5
 
 
 
 
 
 
ARTICLE DESCRIPTION:

(BPT) - ¿Qué sabe usted sobre la diabetes? ¿Le sorprendería enterarse de que 1 de cada 11 estadounidenses tiene la enfermedad? ¿O que la diabetes es una de las principales causas de muerte en Estados Unidos, con más víctimas que el SIDA y el cáncer de mama juntos?

Cada 23 segundos hay un nuevo diagnóstico de diabetes, y cada uno presenta un desafío único. Cada persona con diabetes tiene una historia diferente, y en el caso de Julie H., la diabetes fue un obstáculo para alcanzar su mayor sueño: ser madre.

El camino de Julie

Julie H. recibió un diagnóstico de diabetes tipo 1 cuando estaba en el tercer año de la universidad. “Pensaba que tenía toda una vida por delante y, de repente, dejó de ser así”, recordó. “Pasé por las fases de tristeza y negación, y resultó muy duro para mí”.

La situación se hizo más difícil aun con el temor de que su novio de entonces, Steve, la dejara al enterarse del diagnóstico. “¿Por qué imponerle a otra persona la carga que debo llevar?”, se preguntaba.

Pero Steve no la abandonó, sino que se mantuvo a su lado, y durante la transición de novios a esposos, la apoyó en todo momento con la diabetes.

A medida que su relación avanzó, otras parejas jóvenes que conocían comenzaron a tener hijos. Julie y Steve querían una familia desesperadamente, pero los médicos que atendían a Julie —su médico de cabecera, ginecólogo-obstetra y endocrinólogo— le aconsejaban que no lo hiciera, debido a su dificultad para mantener un control estable de la glucosa.

“Me decían que el embarazo sería demasiado difícil para mí y peligroso para el niño futuro”, recordó Julie. Era lo que Hollywood la había llevado a pensar sobre la vida con diabetes tipo 1 y lo que muchos doctores confirmaban. “Me advertían constantemente, pero rara vez me ofrecían esperanza o soluciones útiles”.

Julie no renunció a la esperanza. Descubrió fuentes de información de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) y comenzó a conectarse por Internet con la comunidad de personas con diabetes. “Creo que cuando a alguien le diagnostican diabetes, lo más importante que puede hacer es hablar con otras personas que la tienen. Es necesario que compartamos nuestros triunfos y fracasos para ayudarnos”, añadió. Por medio de estas comunidades en línea, Julie se puso en contacto con una bloguera con diabetes tipo 1 que tuvo un embarazo y parto exitoso.

Su historia les dio esperanza a Julie y a Steve. “Por primera vez , pensé que podíamos lograrlo, que tal vez era posible”, recordó.

Siguieron su búsqueda de un médico que pudiera ayudarlos a tener familia. No fue fácil, pero después de tres ciudades, ocho años y numerosos médicos, encontraron finalmente al que les dijo: “Podemos lograrlo”. Julie recordó que apenas el médico le dijo que podía tener un embarazo saludable, comenzó a creerlo.

En octubre del 2012, 10 años después de que Julie y Steve comenzaron a tratar de tener familia, pudieron darles finalmente la bienvenida a su vida a una bebita sana. “Sentí total empoderamiento”, aseguró Julie. “Logramos algo tan maravilloso, algo que no pensé que fuera posible y algo que esperamos mucho tiempo”.

La lucha continúa

Cuatro años más tarde, la familia vive en su Pittsburgh natal. Y aunque su hija está sana y feliz, Julie sabe que la niña tiene un riesgo mayor de diabetes debido a factores genéticos. El padre de Julie murió debido a complicaciones de diabetes tipo 2, enfermedad que tienen otros parientes. Julie comenzó a trabajar con la Asociación Americana de la Diabetes para abogar por mejoras en la atención a las personas con diabetes y en honor a su padre, su hija y sí misma. Julie tiene la esperanza de que se encuentre la cura de la enfermedad.

“La diabetes es parte de la vida de nuestra familia, y mi hija bien sabe que tengo problemas relacionados. A menudo me pregunta si estaré allí para amarla por siempre. Simplemente quiero estar presente para verla crecer y verla tener un hijo saludable. Pienso que cuando eres mamá, tu vida deja de ser lo más importante, porque lo más importante es la vida de tus hijos”, concluyó Julie.

Newspaper Article Archive of The Kalona News produced by SmallTownPapers, Inc.
Website © 2019. All content copyrighted. Copyright Information.     Terms Of Use.     Request Content Removal.